Tribunal de Justicia Administrativa de Jalisco consiente construcción de más viviendas en bosque El Nixticuil

El Tribunal de Justicia Administrativa de Jalisco emitió una suspensión a favor de la constructora que edifica 21 casas en una cañada del bosque El Nixticuil. Ordenó incluso levantar los sellos de clausura que desde septiembre pasado impuso el Ayuntamiento de Zapopan bajo el argumento de daño ambiental.

La suspensión fue otorgada por la Sexta Sala Unitaria del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco a cargo del magistrado Alberto Barba e impide a la autoridad municipal suspender de nuevo la obra conocida como Fraccionamiento El Dosel.

El Magistrado Armando García, titular de la Cuarta Sala Unitaria del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Jalisco dijo desconocer el sustento de la suspensión, pero asegura que existen autorizaciones municipales para las urbanización en esa zona de El Nixticuil:
“La ciudadanía debe entender que aquí siempre se ha generado un juego de palabras, donde se busca siempre aparentar que el municipio es la víctima, cuando de origen es el victimario, y lo voy a decir porque las autorizaciones dan inicio a la urbanización, no existe ninguna otra autoridad que les haya otorgado (los permisos) que no sea el municipio de Zapopan”.

Agregó que si los constructores no contaran con ninguna autorización para edificar, el “solo movimiento de tierras” sería suficiente para encarcelarlos y que el municipio tendría responsabilidad por omisión.

El Comité en defensa del bosque El Nixticuil publicó en sus redes sociales que este es el segundo fraccionamiento que el magistrado Alberto Barba permite mediante suspensión, construir en terrenos del bosque; el primero fue Bosque Encantado con 110 viviendas y ahora es Fraccionamiento El Dosel con 21.

Te puede interesar