Por protestas por el caso Giovanni, la seguridad estatal se ha transformado, afirma gobernador

,

Este viernes se cumple un año de la primera protesta por el asesinato de Giovanni López en manos de elementos de la Policía de Ixtlahuacán de los Membrillos y que derivó en la organización de dos manifestaciones más ocurridas el 5 y 6 de junio con detenciones arbitrarias de jóvenes por parte de elementos de la Fiscalía de Jalisco.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, afirmó que los responsables de la muerte de Giovanni así como de las detenciones están tras las rejas y cumplen su proceso, aunque no especificó el avance en su proceso penal:


Sabíamos que ofrecer disculpas públicas no era suficiente, se tenía que hacer justicia y los responsables debían pagar las consecuencias de sus actos, por eso, hoy los policías que mataron a Giovanni en Ixtlahuacán están tras las rejas. Asimismo, los responsables de los hechos al exterior de la Fiscalía, como consecuencia del proceso llevado por la Fiscalía Anticorrupción, están también detenidos”, dijo en un video compartido en redes sociales.

Aseguró que tanto el asesinato como las reacciones de policías de la Fiscalía evidenciaron las fallas del modelo policiaco del estado y han traído cambios positivos; destacó las intervenciones a siete Comisarías municipales, entre ellas la de Ixtlahuacán de los Membrillos.

Enrique Alfaro reiteró que las manifestaciones fueron provocadas por intereses “ajenos al estado”, aunque en esta ocasión no mencionó la supuesta infiltración del crimen organizado en la Fiscalía.

Destacó que, tras los Diálogos por la Seguridad Ciudadana, se decidió la urgencia de profesionalizar la carrera policial, fomentar la cultura de paz y los derechos humanos, además de la prevención del delito y acceso de justicia social.

Te puede interesar