Personal médico del Hospital Civil incurre en omisiones y provocan muerte de menor, documenta CEDHJ 


La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) emitió una recomendación debido a la muerte de un menor de edad derivada de las omisiones e irregularidades en su atención tras haber presentado convulsiones. 

El organismo documentó que el menor de un año de edad ingresó al Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde donde fue diagnosticado con hidrocefalia adquirida, por lo que se le instaló una válvula en el cerebro y fue dado de alta tras dos días por aparente mejoría, sin embargo, a las 24 horas regresó por haber presentado vómito. 

Únicamente se le brindó medicamento para vómito y náuseas, por lo que fue dado de alta nuevamente y a los ocho días, regresó al hospital al presentar alteración neurológica por la válvula instalada en la primera asistencia al nosocomio y a los pocos días, tuvo síntomas de daño cerebral irreversible, entre otros, por lo que su salud decayó, fue sometido a dos cirugías y tras un mes, el menor falleció. 

El organismo documentó que no se aclararon las características de la válvula instalada en el menor y tampoco su correcta instalación, además, hubo negligencia e imprudencia médica por parte del personal, explicó  Mar y Sol Mejía Molina, visitadora adjunta de la Primera Visitaduría de esta Comisión: 

Se evidenció que dicha médica y otra galena del servicio de urgencias de pediatría incurrieron en imprudencia y negligencia, ya que el 14 de enero de 2021, a las 20:00 horas, ante el regreso del menor de edad, diagnosticaron disfunción de válvula; sin embargo, lo dieron de alta seis horas después con diagnóstico de hidrocefalia obstructiva, recetaron un medicamento que previene las náuseas y los vómitos, pero omitieron la aplicación de medios diagnósticos y terapéuticos como una tomografía computarizada de cráneo y un análisis urgente de líquido cefalorraquídeo de manera temprana, para evitar las complicaciones que desencadenaron una segunda hospitalización con base en este diagnóstico, y que derivó en fallecimiento del paciente”.

Otras irregularidades fueron que no apareció la firma de familiares del menor en una de las cirugías y en otra, estaban parcialmente legibles, a la par que no hubo registro de evolución ni del alta médica del menor.  

La CEDHJ exige la reparación y atención integral del daño de los familiares, investigar las responsabilidades del personal médico involucrado, entre otras.  

Te puede interesar