Miles dan el último adiós a Vicente Fernández


Con gradas repletas y personas que abarrotaron el área de escaleras, este lunes a las tres de la tarde se realizó la misa de cuerpo presente de Don Vicente Fernández.

Por casi 24 horas la arena VFG, iniciales de Vicente Fernández Gómez, se convirtió en una enorme sala de velación en la que familiares, amigos y miles de seguidores se apersonaron para despedir al charro de Huentitán, el ídolo de México que en una carrera de más de 40 años se consolidó como un ícono de México y la mexicanidad.

Así podría yo resumir la vida de Don Vicente, traigo música en el alma, traigo alegría, traigo sencillez en el alma. No podría yo discutir la grandez del canto en Vicente, de ese don específico que Dios le dio“, dijo el padre durante la homilía.

El sacramento de la comunión también se dio a los seguidores que presenciaron la misa en gradas, fue la forma en la que la familia de Don Vicente reitero la importancia de su compañía.

Hacia ellos, Alejandro Fernández dirigió un agradecimiento a nombre de toda la familia:

Le quiero dar las gracias a todas las personas que vinieron de cualquier parte de México; a todas las personas que estuvieron al pendiente de la salud de mi padre en Estados Unidos, en México, en Sudamérica, en España. Muchísimas gracias“, dijo El potrillo.

Después Doña Cuquita Abarca, viuda de Fernández tambien se dijo cobijada:

A toda la gente que está aquí, a todas las personas que están viendo, que pidieron, mandaron bendiciones, mandaron decir misas, rezaron. Por todas, todas esas personas yo les mando la bendición con todo mi corazón. Les doy las gracias y que Dios los cuide“, dijo Doña Cuquita.

Después los aplausos que por momento parecían interminables.

Don Vicente Fernández se volvió el compañeros de las buenas y las malas, el despecho y el amor.

Sus restos fueron sepultados en el jardín principal del rancho Los tres potrillos, fue un evento privado con su viuda, hijos, nietos y los más cercanos a la familia Fernández Abarca.

Te puede interesar