Anuncian compra de 26 mil pruebas rápidas para detección de covid-19

Autor: RF Guadalajara

|

Fecha: 29 mayo, 2020

Por: Dalia Rojas (imagen tomada de internet)

Ante el inicio de la fase 0 de reactivación económica el próximo 1 de junio, el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez anunció la compra de 26 mil pruebas rápidas para la detección de covid-19, luego de autorizarse su importación.

Aseguró que con ello se triplicará la capacidad de elaboración de pruebas en la entidad, para llegar a las 664 por cada 100 mil habitantes al final del mes. Contrario a la Federación, afirmó que se buscará la mayor aplicación de pruebas.

“De manera inexplicable, de manera absurda, el Gobierno Federal decidió optar por un modelo pasivo, aleatorio que denominaron Centinela, que pareciera tener como uno de sus principios básicos realizar la menor cantidad de pruebas”. Nosotros creemos que tenemos que hacer válido el principio que ha planteado la Organización Mundial de la Salud que se resume en hacer pruebas, pruebas y más pruebas”.

La Coordinadora Estratégica de Desarrollo Social, Anna Bárbara Casillas García, explicó que las pruebas rápidas se aplicarán principalmente a las personas en riesgo epidemiológico como trabajadores de la salud y centros penitenciarios, así como asilos o albergues, además de personas con enfermedades respiratorias y factores de riesgo como adultos mayores de 60 años, mujeres embarazadas y comorbilidades.

“Tenemos que identificar territorialmente donde vamos a aplicar las muestras. Para esto se ha considerado la priorización de los municipios con mayor número de unidades económicas, los municipios con mayor índice poblacional, los municipios con mayor número de casos y los municipios con mayor índice de comorbilidad”.

La funcionaria aseguró que gracias al modelo Radar Jalisco se han identificado más de 700 casos positivos en la entidad, que no se hubieran detectado sin la estrategia. Señaló que en promedio se realizan 400 pruebas PCR diarias, que hasta ahora suman las 18 mil 622.

La compra de las 26 mil pruebas rápidas tuvo una inversión de 16 millones 588 mil pesos, un costo de 638 pesos por cada una.