Suman 14 fallecidos del asilo San José a causa de COVID

Autor: RF Guadalajara

|

17 enero, 2021

| Ciudad

Detienen a cuarto implicado por alteración del caso Aristóteles

Autor: RF Guadalajara

|

16 enero, 2021

| Estado

Encuentran restos de dos hombres en Tlaquepaque

Autor: RF Guadalajara

|

16 enero, 2021

| Estado

Se cumple una semana de la desaparición de Wendy

Autor: RF Guadalajara

|

16 enero, 2021

| Estado

Personal de salud de Querétaro recibe 2ª dosis de la vacuna contra covid-19

Autor: RF Guadalajara

|

15 enero, 2021

| País

89.5 FM

790 AM

1230 AM

A 25 días del asesinato del exgobernador

Autor: RF Guadalajara

|

Fecha: 13 enero, 2021

Por Hiram Espinoza de los Monteros.

María del Rocío, encargada de relaciones públicas del bar Distrito 5, es una de las dos mujeres acusadas de encubrimiento por el caso del asesinato del exgobernador de Jalisco Jorge Aristóteles Sandoval.

Tiene 32 años, los últimos 5 se encargó de publicitar y dar a conocer el sitio que recién adquiría fama, estaba “de moda” en la plaza gastronómica de auge de Puerto Vallarta; lo mismo recibían a turistas extranjeros que a empresarios y políticos. Es el lugar en donde el 18 de diciembre pasado se cometió el magnicidio.

María del Rocío fue detenida 11 días después, luego de su tercera cita para declarar ante el Ministerio Público. De esto habló en exclusiva para Grupo Fórmula, Magdalena Ramírez, su hermana:

“Tres veces antes de su detención la habían mandado citar en Fiscalía. Ella iba y declaraba como todos los demás empleados que estuvieron en el hecho. En la tercera vez ya no la dejaron salir y pregunta ella que por qué, le dicen que hay una orden de aprehensión y qué tiene que ir directo a la penal”.


El 30 de diciembre la Fiscalía de Jalisco informó de la detención María del Rocío, desde entonces permanece en el Centro Integral de Justicia Regional (Ceinjure) de Puerto Vallarta. Ahí, una vez por semana, recibe visita de su hermana Magda, un encuentro de apenas 15 minutos. Mantiene su versión: la noche del jueves 17 de diciembre llegó al Bar, vio de lejos al exgobernador quien se encontraba en una mesa de la planta baja de Distrito 5, después subió las escaleras y se integró a una mesa en la que celebraban el cumpleaños de un cliente. Horas después se escucharon disparos.

“Mi hermana cuenta que estaba en el segundo piso y empezó a escuchar los disparos, las detonaciones; […] después se ponen debajo de las mesas, ya que alguien grito que se habían ido las personas empezaron a bajar […] mi hermana recogió sus cosas en una cabina que tenían y empezaron a gritar sálganse todos, sálganse todos […] no reconoció la voz y estaba oscuro, no había luz. Ella dice que estaba junto con las demás personas y se fueron desconociendo qué había pasado. Se fue directo a su casa, bien nerviosa, y se va con mi mamá llorando. Se mete a Internet y se da cuenta de los hechos ocurridos”.

De María del Rocío -asegura su familia- no hay ninguna imagen que la relacione en la alteración de indicios tras el asesinato del exgobernador. Los videos que circulan en Internet y los difundidos por la Fiscalía de Jalisco no la muestran en el momento en que presuntos empleados del bar retiran las alfombras y arrancan de la pared las cámaras de videovigilancia. No la hay, porque -reiteran- en ese momento Rocío ya no estaba en el lugar del ataque, salió corriendo después de los disparos.

“mi hermana no es jefa, no es dueña del lugar, mi hermana no es gerenta, ni tampoco se dedicaba la limpieza. Mi hermana se dedicaba publicitar el Distrito 5. Pido las autoridades que no sean injustas de su detención” dice Magdalena.

Junto a María del Rocío fue detenida Casandra, capitana de meseros del bar. Ambas enfrentan cargos por encubrimiento, mismo delito por el que el pasado 4 de enero fue detenido Alex Ulises, otro empleado del bar. El cuarto detenido en el caso es un hombre llamado Raúl a quien le acusan de cohecho.

A 25 días del asesinato del exgobernador Aristóteles Sandoval, la Fiscalía de Jalisco no ha logrado la detención del perpetrador o de algún autor intelectual, tampoco informa de la línea de investigación que siguen.